IDEMIA ID4Africa

¿Por qué una identidad confiable es clave para el desarrollo económico y social sostenible en África?

Identidad personal
  • Los países africanos buscan proporcionar una identidad jurídica a todos sus ciudadanos para así poder continuar su proceso de desarrollo.
  • El establecimiento de un ecosistema nacional integrado de gestión de identidades es la manera más sostenible de proporcionar una identidad jurídica de confianza para todos.
  • Los beneficios de un ecosistema nacional integrado de gestión de identidades en África van más allá de las fronteras nacionales.

Uno de los derechos fundamentales de cualquier individuo es disponer de una identidad confiable, con independencia de su origen o estatus social. Hoy, 1.100 millones de personas en el mundo carecen de todo tipo de identificación jurídica reconocida por el Estado correspondiente, ya sea en formato impreso o digital. La ONU ha establecido como prioridad proporcionar acceso a una identidad jurídica para todos de aquí al 2030, e IDEMIA se comprometió a apoyar a los Estados a lograr este objetivo. Se trata de un problema que afecta, sobre todo, a mujeres y niños de zonas rurales y pobres de África, si bien que el continente está cambiando a un ritmo acelerado.

África está en plena transición

Hoy, la identidad jurídica es un problema en muchos países de África. La inscripción de los ciudadanos que componen la población de un país en un registro a nivel nacional es importante por muchas razones, como la celebración de elecciones justas, la seguridad de que las ayudas sociales lleguen a sus destinatarios legítimos, la limitación del fraude, la promoción del desarrollo y el crecimiento económico, la definición de las decisiones macroeconómicas, y muchas otras más. Actualmente, son pocos los países con un registro de la población a nivel nacional y una parte significativa de la población carece de ningún tipo de documento que acredite su identidad jurídica. El Banco Mundial enfatiza la importancia de proporcionar una identidad jurídica a la población mundial para así promover el desarrollo económico, especialmente en África.

La solución es un ecosistema integrado de gestión de identidades

Para ello, es necesario crear un sistema de gestión de identidades a nivel nacional que proporcione una identidad jurídica a cada ciudadano desde el nacimiento y de por vida. En otras palabras, es necesario construir un puente entre el registro civil, en el que se inscriben actos relativos a la vida de las personas (nacimiento/fallecimiento, matrimonio/divorcio), el registro nacional de población, que proporciona a cada individuo una identidad jurídica única, y los registros funcionales, que utilizan las identidades para diferentes fines como la emisión de pasaportes, la elaboración de listas electorales, etc. Esta infraestructura debe ser sostenible, estar actualizada y garantizar que cada individuo esté correctamente identificado como una sola y misma persona en cada registro. Dado que la identidad biológica de cada uno es única y específica, la biometría es una herramienta eficaz para construir dicho sistema, ya que proporciona los medios para configurar un ecosistema confiable de gestión de identidades capaz de asegurar la protección de los datos y prevenir el fraude. Como también deben considerarse los aspectos demográficos, deben usarse dispositivos móviles para poder registrar a la población incluso en las zonas más remotas.

Ventajas a nivel nacional de un sistema de gestión de identidades confiable

Independientemente del lugar donde uno viva o de su estatus social, todo el mundo tiene derecho a una identidad jurídica que le permita votar, tener acceso a educación o sanidad y acceder a servicios financieros o a asistencia social. La creación de un ecosistema integrado de gestión de identidades también es importante a la hora de conseguir procesos electorales democráticos y justos, además de favorecer el correcto funcionamiento de la administración al conceder a sus ciudadanos los derechos y prestaciones a los que estos pueden optar, o para la emisión de documentos de identidad (como DNI, carné de conducir, tarjeta de residente, permiso de circulación de vehículo etc.). A través de dicho sistema, gobiernos y responsables políticos pueden confirmar identidades y recopilar datos confiables para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Por otra parte, una identidad jurídica facilita la apertura de una cuenta bancaria, el abono a un operador móvil, la contratación de un seguro y tantos otros beneficios que acaban revirtiendo en el crecimiento económico y de las infraestructuras.

Ventajas a nivel internacional de un ecosistema de identidades confiable

Un sistema de gestión de fronteras conectado a un ecosistema nacional integrado de identidades puede suponer una mayor eficacia y confiabilidad en la identificación de toda la población presente en el territorio: ciudadanos, pero también residentes y visitantes. En cuanto al desarrollo internacional, un país que pueda demostrar su capacidad para controlar y gestionar de manera eficaz la identidad de las personas que entran y salen está enviando un mensaje de seguridad y confianza al mundo, fomentando así el turismo internacional y el desarrollo económico y comercial. Además, los organismos públicos logran simplificar sus procedimientos administrativos al destinar menos recursos a la gestión de identidades. También aumenta la confiabilidad y exactitud de los datos, lo que ayuda a mejorar drásticamente las operaciones de seguridad en el territorio y el control de las fronteras. En cuanto al turismo, la adquisición de visados, los sistemas de entrada y salida del país por tierra, mar o aire, o los eventuales controles fronterizos electrónicos pueden todos verse beneficiados por una gestión más sencilla y una mayor accesibilidad para el viajero. Y una experiencia de viaje en la que todo transcurra sin incidentes es la mejor publicidad que un país puede hacer tanto de cara a sus visitantes foráneos como a sus ciudadanos que planeen un viaje fuera.

En IDEMIA, estamos convencidos de que proporcionar una identidad jurídica a todos, ser capaz de gestionar de forma sistemática un ecosistema de identidades y vincularlo todo a un control de fronteras eficaz son elementos clave en la senda del desarrollo para la mayoría de naciones africanas. Nuestro compromiso es ser fuente de inspiración y apoyo, en cada una de las etapas, para lograr este objetivo.