El futuro de la identidad

por Jacques VAN ZIJP, Senior VP Strategy & Digital ID, IDEMIA Identidad Personal

Identidad personal
  • Los nuevos IDs digitales redefinen el concepto y facilitan los procesos de identificación;
  • Las innovaciones están cambiando la cara de la industria de la identidad, si bien los documentos de identidad físicos tradicionales seguirán siendo relevantes;
  • Las exigencias por una facilidad de uso cada vez mayor, el aumento de los casos de usurpación de identidad y las brechas de seguridad mantienen en alerta al sector.

Influido por el cambiante mundo en el que vivimos, los avances tecnológicos, el crecimiento de lo digital y los nuevos comportamientos de consumo, el concepto de identidad sigue adaptándose y evolucionando.

La identidad es uno de esos raros temas que afectan a todos y cada uno de los seres humanos del planeta: desde los recién nacidos hasta los más ancianos, de las grandes urbes hasta los pequeños pueblos, tanto en los países más desarrollados como en aquellos que empiezan a despegar. Poder probar la identidad de cada uno y usarla con completa confianza y total tranquilidad es la base misma de nuestros viajes, compras, trabajo, acceso a la educación y sanidad, y ocio, y es lo que hace que nuestro mundo siga avanzando.

Muchos consideran que la identidad es un asunto de gobierno, y si bien es cierto que los estados son responsables por la emisión de los documentos de identidad, una identidad única y segura es esencial para prácticamente cualquier aspecto de nuestra vida diaria. Los desafíos que se nos presentan requieren de actores clave dentro del sector capaces de liderar estas tendencias y mostrar el camino a seguir. De hecho, los avances tecnológicos y digitales que modelan nuestro mundo están llevando al sector a adaptar y hacer evolucionar el concepto de identidad. Esta evolución constante asegura la continuidad entre el universo físico y digital y garantiza que podamos usar cómodamente nuestras identidades con independencia de la forma que estas adopten.

Tendencias que configuran la industria de la identidad

Soluciones de identidad digitalConsultamos nuestros smartphones una media de 80 veces al día, 150 veces en el caso de los millennials*. Esta cifra puede resultar sorprendente, pero no hay que olvidar todo lo que hacemos con nuestros móviles. Nuestra dependencia de estas pequeñas piezas de tecnología ha hecho que ahora queramos hacerlo todo desde el móvil. Y esto es así también en lo que respecta a probar nuestra identidad.

La tecnología viene con otra tendencia clave: la velocidad. Con la futura red 5G, por ejemplo, unos segundos nos parecerá una eternidad. ¡Más velocidad es el nuevo lema de nuestras vidas! Así, el usuario ya no quiere tener que esperar un par de minutos para acreditar su identidad, y exige verificaciones instantáneas y sin interrupciones.

Asistimos también al auge de la biometría. Los fabricantes de móviles, al mostrar la potencia y funcionalidad de la biometría, hacen que esta sea ahora más ampliamente aceptada. La biometría ofrece una respuesta a nuestra necesidad de funcionalidad y seguridad. De hecho, el Aeropuerto Internacional de Singapur ya utiliza la biometría para garantizar el acceso desde el exterior hasta la puerta de embarque en menos de 10 minutos.

Esta creciente exigencia de una mayor comodidad y facilidad de uso trae consigo aparejada una demanda de mayores niveles de protección para garantizar la seguridad de nuestras identidades dondequiera que estemos. Algo que además es muy natural dados los tiempos que corren y las amenazas del terrorismo y el crimen organizado. Gracias a importantes avances en la seguridad documental, la simple copia fraudulenta está en franco retroceso, lo que ha forzado a los delincuentes a cambiar de táctica para explotar en su provecho las vulnerabilidades potenciales en otras partes del proceso, dotándose de la motivación y los medios necesarios para alcanzar sus objetivos. Esto obliga a los estados y al sector a extremar las precauciones para garantizar la seguridad y la no vulnerabilidad al fraude o al uso indebido de sus diseños y procesos a lo largo de toda la cadena.

Identificación en la era móvil

Dentro de este contexto se sitúan las ofertas del sector en soluciones móviles que acreditan la identidad del usuario. Y combinado con las tendencias mencionadas más arriba, se puede entender que el concepto de identidad esté cambiando. Ya podemos embarcar en un avión con la tarjeta de embarque del móvil, y pronto podrás acreditar tu identidad al mismo tiempo con el móvil. Lo mismo que estamos acostumbrados a enviar mensajes, fotos y datos a través del móvil, también podremos compartir nuestros datos de identidad con las personas correspondientes, ya sea en la recepción de un hotel o a la entrada de un concierto, utilizando nuestro móvil. Esto no sólo supondrá una mayor comodidad para el usuario, también agilizará el tránsito de pasajeros en los aeropuertos, fronteras y puertos más concurridos; mejorará la experiencia de los fans, que podrán acceder de forma más rápida a salas de concierto y estadios; proporcionará un acceso más fluido al lugar de trabajo etc. Y en definitiva, cambiará la forma en que ejercemos nuestros derechos. En una sociedad preocupada por la privacidad, podremos responder sólo a la pregunta formulada: probar nuestra edad sin revelar la fecha de nacimiento, confirmar el número del pasaporte sin tener que mostrarlo o confirmar el país de residencia sin tener que dar toda la dirección.

Los documentos de identidad físicos se adaptan también a los tiempos

Hay casos llamativos de un mundo sin carteras que nos inspiran de cara al futuro. Aunque para la mayoría del mundo, pertenecen más al futurismo que a la realidad. Los principales avances en la tecnología de la identidad tardarán un tiempo antes de llegar a todos los lugares del planeta, por lo que por ahora los documentos físicos seguirán desempeñando su papel, un papel muy importante cuando por ejemplo no hay conectividad o falla la batería. El documento físico es algo que tenemos siempre a mano para confirmar nuestra identidad.

Ahora bien, antes de que los pasaportes sean exclusivamente digitales, se debe asegurar su interoperabilidad en todo el planeta. Porque con independencia de adónde viajes, el país de destino siempre deberá verificar tu pasaporte, por lo que la interoperabilidad resulta esencial. Así que en los próximos años, la identificación por móvil ofrecerá una mayor comodidad de uso en distintos ámbitos, convirtiéndose en la compañera digital del documento físico (que podría ser el documento original conservado a buen recaudo en casa).

Todavía estamos en las primeras fases de las soluciones de identidad digital, por lo que el futuro se presenta apasionante. Tanto en el mundo físico como en el digital, IDEMIA tiene su mirada puesta en ofrecer al usuario final la capacidad para usar sus credenciales identificativas de formas novedosas e innovadoras, garantizando al mismo tiempo los mayores niveles de seguridad y facilidad de uso.

¿Interesado en el futuro de la identidad? Visita nuestro Centro temporal de Innovación en Londres, del 25 al 27 de junio de 2018, en el QEII Centre Forecourt.

* https://nypost.com/2017/11/08/americans-check-their-phones-80-times-a-day-study/
https://www.inc.com/john-brandon/science-says-this-is-the-reason-millennials-check-their-phones-150-times-per-day.html